lnfinitodevenir

Lo fractal

El mundo sobre el papel El mundo sobre el papel El mundo sobre el papel

¿Para qué sirve la crítica?

Crítica

Para que una persona sea feliz, es necesario cuestionar las creencias adquiridas. Las creencias por desconocimiento nos dañan. Nos hacen perder energía. Nos enferma, nos corrompe. Por eso infinitodevenir cuestiona EL PODER SIN AUTORIDAD.

Si bien las ideas de este sitio web nacen como forma de aproximación al mundo, es decir al sistema, que posibilita nuestro ser-ahí, vale decir, la existencia en el Río de la Plata. Fonemas estos instalados como signos, pero olvidados por el poder sin autoridad. Ahora bien, desde mí lugar de Filósofo y Alumno intento escribir sobre mí contexto social, en este espacio y tiempo actual con mirada crítica.

La crítica es útil porque permite salir de lo instituido por tradición. Lo instituido es lo naturalizado por el lenguaje. Lo naturalizado es lo que se cristaliza en instituciones que se enquistan en lo social. Por ello, es importante entrar en crisis porque de este modo se pone en evidencia las patologías que corrompen el cuerpo social.

Crítica es crisis

De la crisis, esto es, de la crítica emerge la solución. Del tribunal de la Razón (la ilusión de orden) se desprende el pensar crítico.

• El pensamiento crítico, es decir, el fractal, cuestiona las prácticas políticas de funcionarios de turno, que hacen abuso del dinero público, que, con el "don" del amiguismo, entregan puestos públicos para comprar voluntades.

• El pensamiento crítico cuestiona las prácticas políticas de cualquiera que lleva a "manejar" las iniciativas propias de los más jóvenes casi a voluntad, negando así a los mas jóvenes a su real apertura de inserción social. Con estas prácticas nada puede ser cuestionado o controlado, mientras se impide, al mismo tiempo, que todos puedan ejercer el derecho de ser responsable en un sistema claro y transparente de orden y paz.

• La crítica cuestiona las prácticas políticas de aquellos actores que manejando los organismos de control, abusan de sus posibilidades para defender intereses personales, avalándose en la incertidumbre de la sospecha humana.

• La crítica cuestiona las prácticas políticas de aquellos empleados, funcionarios, o "elegidos", que en posesión temporaria de la información pública, no la difunden o la distorsionan, según sus necesidades.

• La crítica cuestiona las prácticas políticas que utilizan la mentira, el atropello, las patotas, la intimidación y la descalificación pública como forma de dirimir diferencias.

• La crítica cuestiona las prácticas políticas que en la representación de los claustros, ya sea universitario como sociales, anula la participación de las minorías.

• La crítica cuestiona las prácticas políticas de aquellos docentes que, enarbolando autores o profesionales, sin el necesario debate, parten de presupuestos que creemos deben ser, por lo menos, revisados.

• La crítica cuestiona las prácticas políticas que impiden la difusión de las cuestiones públicas, o que, haciendo un uso discrecional de la misma, la utilizan como fuente de poder y manipulación.

• La crítica cuestiona las prácticas políticas que nos llevan a votar balances de dinero ya gastado y no debatir, anticipadamente, lo forma y los principios en los que ese presupuestos va a ser ejecutado.

• La crítica cuestiona las prácticas políticas en donde las pasiones personales nublan la posibilidad del dominio de la idea.

• La crítica cuestiona todas las prácticas políticas que evidencian poder sin argumentos.

• La crítica cuestiona todas las prácticas políticas que llevan a construir poder sin autoridad.

..::: F I N :::..

Inicio || Abrir en pdf || Archivo comprimido || Comunicate || Volver al cielo