lnfinitodevenir

Estadio mítico

Lo simbólico

El problema del discurso religioso

Alienación

Después de 40 años de sometimiento religioso de estar en medio de curas hipócritas (aunque hay quienes no lo son), militares inocentes (pues los vivos están en los EU), empresarios avaros (porque los trabajadores nunca se enriquecen), jueces escondidos (pues los otros son mediáticos), se me impone esta reflexión para que las nuevas generaciones estén advertida del veneno de la religiones.

Cuando me refiero a religiones hablo del culto católico evangélico, heredera de la ortodoxia hebrea, el culto judío y las reliones del mundo árabe. Las tres tienen en común que son monoteístas. Creen en un sólo y único "dios" todopoderoso, creador de todo lo que existe; de lo que es y lo que no-es, entre estas cosas tenemos las armas, las aeronaves, el alimento, el sexo, los accidentes de tránsito, la vivienda, la salud, la enfermedad, la pobreza, la riqueza, la muerte, la suerte, etc. En la religión entran todos estos atributos que condicionan la vida de los cuerpos humanos, incluso la creencia misma está enmarcada dentro de la religión, "hay que creer lo dice el dogma, no otra cosa, si no, es reveldía al culto, a dios...".

Una religión te demanda siempre

La religiones tienen una positividad en la cual, quienes creen, adquieren un hábito que los determina hasta el último día de vida. El religioso vive una alucinación positiva hasta que muere. Esto se evidencia en las organizaciones donde la estructura, el esqueleto, la acción está orientada hacia los ingresos económicos de un director de esquema religioso. Un director religioso es un rector, un gerente, un militar, un policía, un sujeto que la comunidad tiene que aceptar -casi siempre por temor- como principio eje. La obediencia al dogma religioso es la obediencia al orden instituido. Salir de este orden es quedar fuera del sistema. Estar fuera es pasar a la categoría de los condenados del sistema... Leer más

Rosquetes en la cabeza
Rosquetes en la cabeza
Inicio || Abrir en pdf || Archivo comprimido || Comunicate || Volver al cielo